Por qué Integral

Hay muchas maneras de ver o evaluar el desarrollo de la humanidad dentro de la historia que llamamos cosmos. La filosofía pretende ser originador y cosechador de la mirada que quiere abarcar toda pregunta relacionada con esta historia. No hay ninguna duda con respecto a la necesidad, por parte de toda persona despierta, de la elaboración de una visión que integra toda pregunta y respuesta importante para él o ella. La filosofía como madre tanto del arte como de las ciencias es responsable por la permanencia de toda pregunta y la provisión de un espacio donde todo tipo de respuesta será escuchada.
La diversidad de experiencias y de disciplinas genera la posibilidad de nuevos diálogos. Además lleva a nuevas maneras de entender como aprendemos. En otras palabras nuestra epistemología también se desarrolla ya que tiene el desafío de coordinar como cada disciplina aprende y se enfrenta con maneras muy diversas de generar conocimiento.  Los fenómenos biológicos, neurológicos, psicosociales y culturales, en su conjunto, desplazan la base epistemológica de las disciplinas que los estudian por separado. Este mismo desplazamiento modifica, no solo el objeto de estudio, sino también la postura del observador y los criterios de evaluación y validación del fenómeno. En otras palabras, necesitamos modelos que nos ayuden a compaginar lo que podemos observar usando herramientas generadas por una gran variedad de disciplinas.
Hoy en día, frente a descubrimientos cada vez más asombrosos, hasta atemorizantes, una filosofía auténtica acepta el desafío de la elaboración de un modelo suficientemente amplio como para abarcar la gran cantidad de disciplinas existentes, y suficientemente profundo como para evitar el desperdicio que acompaña todo esquema sintético.
En el IEI, miramos a cada uno de nuestros programas desde un modelo integral, ya que cada uno está ligado a la persona humana en su totalidad. Se trata de la creación, desde módulos como Bases Filosóficas, Psicología Positiva, Antropología Filosófica, Pensamiento Sistémico y Estudios Lingüísticos, de una visión integral, un modelo que da una base amplia y profunda a la interdisciplina que es cada una de nuestras experiencias de aprendizaje.
Cuando se suman los estudios culturales, la teoría del arte y la teoría literaria junto con todo estudio relacionado con excelencia en la técnica se encuentran en un modelo amplio y funcional. Se trata de la inclusión de pensadores modernos e innovadores y de autores que proponen una mirada nueva y fascinante al mundo de la interdisciplina. Tal enfoque integral ayuda a ubicar y a entender tanto la visión sistemática de un Aristóteles como los planteos de un Descartes inquieto, un Bateson innovador, un Jung audaz, un Wittgenstein provocador y el mundo rico, turbulento y esperanzador de la filosofía trascendental contemporánea.
Se trata nada menos que de un camino fascinante que despierta la confianza tanto en el acto de preguntar como en la posibilidad de las respuestas que elevan.